Perfeccionista y observadora, como ella se define, encontró en la Universidad el lugar idóneo para un equilibrio y una profesión que "te deja tiempo", porque investigar es algo muy laborioso donde no caben las prisas, y "si tienes que dedicar Navidad, Semana Santa y verano, lo haces, pero a tu ritmo".

Publicado en Ellas investigan