Profesionales Por Lunes, 04 Febrero 2019 17:34
especialistas

Castilla y León se suma a la petición de un examen MIR extraordinario

La Plataforma de la Sanidad Pública desconfía de la propuesta del consejero de contratar a los MIR que acaben en mayo, porque "es justo cuando él se va"

Vote este artículo
(0 votos)
El consejero de Sanidad, esta mañana en el hospital de Salamanca. El consejero de Sanidad, esta mañana en el hospital de Salamanca.

El consejero de Sanidad de Castilla y Léon se une a la petición de un examen MIR extraordinario para hacer frente a la falta de facultativos en algunas especialidades, sobre todo en Medicina de Familia.

De esta forma, Antonio María Sáez Aguado aludía al hecho de que más de 8.600 graduados en Medicina se quedarán sin poder iniciar la especialidad este año teniendo en cuenta que en la prueba del pasado sábado se presentaron 15.477 aspirantes para las 6.797 plazas convocadas.

"Algunas comunidades ya le hemos pedido al Ministerio que estudie esta posibiidad, al menos en Medicina de Familia", añadió el consejero, para hacer frente a la falta de facultativos que está sufriendo el primer nivel asistencial, y que le llevó incluso a plantear la posibilidad de contratar a médicos sin el MIR, aunque finalmente descartó esta medida por la fuerte oposición de la profesión médica.

Así las cosas, pide al Gobierno que agilice los trámites en tres "cuestiones básicas". La primera, en la acreditación de nuevas unidades docentes, ya que "en Castilla y León hay doce pendientes, algunas nuevas y otras para aumentar el número de residentes". En segundo lugar, Sáez Aguado pide que se incrementen las plazas MIR en las especialidades más deficitarias, sobre todo Medicina de Familia y Pediatría de Atención Primaria, pero también Radiodiagnóstico o Urología. Y por último, que se resuelvan las 4.800 peticiones de homologación de médicos extracomunitarios, porque "entendemos que el proceso debe ser riguroso, pero también ágil".

Plataforma Sanidad Pública

Mientras tanto, en Castilla y León continúan las voces críticas con su gestión, precisamente por los problemas que está acarreando la falta de facultativos en los centros de salud, y que fue unos de los motivos que sacó a la calle a más de 50.000 personas el sábado 26 de enero en Valladolid. 

Sobre este asunto, la Plataforma de Salamanca para la Defensa de la Sanidad Pública quiere mostrar públicamente su agradecimiento a todos los salmantinos que participaron en la manifestación, sobre todo porque "la respuesta de la Consejería tras comprobar la desaprobación de la ciudadanía ante su gestión no se hizo esperar", indican en un comunicado; aunque "su reacción fuera presentar propuestas tan peregrinas como la de contratar médicos sin especialidad para la Atención Primaria", una medida que hubiera supuesto "una pérdida de calidad asistencial, además de un retroceso de 20 años en la organización del sistema sanitario".

En cuanto a la idea de ofrecer contratos de tres años a todos los médicos que terminen el MIR este año, "puede sonar bien, pero cuando terminen, en el mes de mayo, Antonio María Sáez Aguado ya no estará en su cargo", asegura la Plataforma, por lo que, añade, "si realmente quiere hacer algo serio y efectivo antes de irse, el consejero tiene que empezar por ofertar ya este tipo de contratos a aquellos profesionales que se han marchado de Salamanca, de Castilla y León e incluso de España".

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.