Profesionales Por S. A. D. Viernes, 05 Octubre 2018 17:40
sesal

“El fraude en alimentación hay que abordarlo de manera global"

La Reunión de la Sociedad Española de Seguridad y Calidad aborda la defensa alimentaria, la gestión de los desperdicios de la industria o la prevención

Vote este artículo
(0 votos)
Julio Cordero, en los momentos previos a la inauguración, junto a junto a la decana de Biología, Rosario Arévalo; la gerente de Salud, Manuela Plaza, y la presidenta de la SESAL, Cristina Díez. Julio Cordero, en los momentos previos a la inauguración, junto a junto a la decana de Biología, Rosario Arévalo; la gerente de Salud, Manuela Plaza, y la presidenta de la SESAL, Cristina Díez.

El director de la Oficina del VIII Centenario Salamanca 2018, Julio Cordero, inauguró este viernes la 14 edición de la Reunión de la Sociedad Española de Seguridad y Calidad Alimentarias (SESAL) junto a la decana de Biología, Rosario Arévalo, la gerente de Salud de Área, Manuela Plaza, y la presidenta de la SESAL, Cristina Díez.

La prevención, el control y lucha contra el fraude alimentario centraron la sesión de apertura, con la intervención del Pedro Mariano Matellán, teniente jefe de la Sección del SEPRONA de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca, que disertó sobre las operaciones de lucha contra el fraude en el marco de la Unión Europea, y profundizó en la labor que desarrolla este cuerpo de seguridad.

En su opinión, la falsificación de los alimentos tiene como principal objetivo el beneficio económico, y pensar en el fraude de los alimentos a nivel local es un error, porque actualmente el fraude se lleva a cabo de manera global.

En este sentido, la actuación de la Guardia Civil es tan solo una parte, puesto que son muchos los organismos que participan en esta labor. “Lo más importante es que todo el mundo debe confiar en el sistema para que cada cual ayude en su campo y contribuya a la solución del problema”. Para este experto, el principal problema de estos delitos, tiene que ver con la baja penalidad, ya que es muy poco probable que el culpable del delito ingrese en prisión.

Según el SEPRONA, entre los productos más adulterados y susceptibles de delito en España son el vino, la miel, el atún y el aceite de oliva, siendo este último “el producto estrella”. Y es que lo más peligroso en estas situaciones son los delitos contra la salud pública, afirma, ante lo cual, deben procurar ser muy cautelosos, porque “una información mal filtrada puede llevar al traste con la investigación”.

Aprovechar los alimentos

La segunda sesión de la mañana, coordinada por la catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona, Carmen Vidal, sobre la reducción del desperdicio de alimentos, contó con la participación, entre otros, de Gaby Susanna, de la Plataforma Aprovechemos los Alimentos. Para esta experta, hay multitud de soluciones innovadoras en este sentido como la reducción y prevención, el consumo responsable y consciente, y la recuperación del valor de los alimentos.

En cuanto a la labor que puede desarrollar la administración en este asunto, Raquel Arpa, subdirectora general de Seguridad Alimentaria y de Protección de la Salud Pública de Cataluña, señala la importancia de las campañas de sensibilización y un mejor conocimiento de las fechas de caducidad y consumo preferente de los alimentos por parte del consumidor.

Bajo el lema ‘De la Seguridad a la Integridad Alimentaria’, la reunión aborda aspectos como el análisis de los riesgos físicos, químicos y biológicos en el ámbito de la seguridad alimentaria, junto a su prevención y control. De igual modo, los especialistas debatirán sobre adulteración y fraude y ahondarán en aspectos como el riesgo de sabotaje o el bioterrorismo alimentario.

Consumidor informado

Durante la primera jornada de esta 14ª Reunión de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria, que se celebra en Salamanca con la presencia de unos cien profesionales, se puso sobre sobre la mesa la importancia de un consumidor informado.

En este sentido, se constata falta legislación y referentes, según Miquel Bonet, responsable de Normas Alimentarias de Nestlé, quien considera que el consumidor cada vez es más exigente con la seguridad alimentaria, pero esa exigencia no se basa en conocimientos científicos sino en opiniones. Por eso cree que falta comunicación, formación y concienciación.

Durante la mañana de ayer, los asistentes a la reunión visitaron la localidad salmantina de Guijuelo, donde pudieron conocer la Estación Tecnológica de la Carne de Castilla y León. Allí, el responsable de Innovación y Proyectos del Ayuntamiento de Guijuelo, Darío Sánchez García, explicó en qué consiste el proyecto más innovador de Guijuelo denominado GUIBEP (Guijuelo Iberian Pork Industry Bio Economy Plan).

Se trata de un ambicioso plan en el que están involucradas las industrias del sector ya establecidas y las de nueva implantación con un objetivo claro: garantizar la seguridad alimentaria y gestionar los recursos naturales de manera sostenible. De esta manera, los subproductos derivados de la industria cárnica se transformarían en artículos sanitarios y de cosmética. Sería un modelo basado en la economía circular y en la bioeconomía que implicaría a industrias biotecnológicas que impulsaran la investigación.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.