Vademecum Por Dario Vieira* Viernes, 25 Enero 2019 09:20
NUEVAS TÉCNICAS

Injertos óseos: tipos y casos más frecuentes

Cuanto más tiempo se esté sin colocarse el implante, con mayor rapidez se degenera el hueso una vez se ha perdido la pieza dental

Vote este artículo
(0 votos)
El doctor Dario Vieira Pereira es director médico de Clínicas Propdental. El doctor Dario Vieira Pereira es director médico de Clínicas Propdental.

El injerto de hueso es un tratamiento que se emplea en pacientes de implantes dentales que no disponen de una densidad ósea suficiente para soportar el implante. Para obtener una correcta función de los implantes dentales, éstos deben quedar completamente recubiertos de hueso.

La pérdida ósea se debe principalmente a enfermedades periodontales o infecciones. Cuanto más tiempo se esté sin colocarse el implante, con mayor rapidez se degenera el hueso una vez se haya perdido la pieza dental.

Lo ideal para la regeneración ósea es emplear hueso del propio paciente, sin embargo, esto aumenta la dimensión del caso ya que sería necesario realizar una segunda intervención para poder extraer el hueso. Por ello, se han desarrollado nuevas técnicas y materiales sintéticos que se integran en el propio hueso natural del paciente. Este material es muy seguro y totalmente biocompatible con el organismo.

radiografia para implantesLos tipos de injertos, en función a su origen y estructura, se pueden clasificar en:

- Injertos autólogos. Son aquellos que se componen por tejido tomado del mismo individuo. Es el injerto que proporciona mejores resultados ya que es el único que cumple con los tres mecanismos de regeneración ósea (osteogénesis, oesteoinducción y osteoconducción). También se evita la transmisión de enfermedades y el rechazo inmunológico.

- Injertos isogénicos. Son los injertos compuestos por tejido tomado directamente por un individuo genéticamente relacionado con el individuo que lo recibe.

- Injertos homólogos. Se componen por tejido humano pero no relacionado genéticamente con el receptor.

- Injertos heterólogos. Son los tejidos tomados de un donador de otra especie.

- Injertos aloplásticos. Son injertos realizados a partir de materiales inertes producidos en un laboratorio.

injerto de huesoEl doctor Dario Vieira, director médico de las Clínicas Propdental determina que los principales casos en los que es necesario realizar un injerto de hueso son:

- Preservación alveolar. Existen casos en los que es necesario realizar un injerto óseo tras extraer una pieza dental. Esto se debe a que a que, cuando perdemos una pieza dental, la zona donde estaba el diente (conocida como alvéolo), comienza a perder volumen debido a la cicatrización. Es por ello, que para mantener el volumen del hueso se recomienda realizar un injerto con el objetivo de mantener la cresta ósea alveolar.

- Relleno de defectos óseos. En Clínicas Propdental recurren a esta técnica para reparar los defectos del hueso donde se va a colocar el implante dental. Para ello se recurre a hueso sintético con el que se rellenan los defectos que se puedan encontrar en el hueso.

- Elevación del seno maxilar. En estos casos, el objetivo es conseguir altura en zonas posteriores para que el paciente pueda ejercer la función masticatoria de manera correcta. Para ello, se eleva en primer lugar la membrana del sexo maxilar para posteriormente colocar parte de hueso artificial con hueso autólogo dentro de la cavidad del seno.

- Como hemos mencionado anteriormente, para ganar hueso en anchura y altura.

Tras una intervención de este tipo, es importante seguir las instrucciones que mande el cirujano. Entre ellas, no escupir durante las primeras 24 horas, mantener una postura en la que la cabeza esté más alta que el cuerpo, mantener una buena higiene en la herida y evitar comer alimentos calientes e irritantes durante los primeros días.

* El doctor Dario Vieira Pereira es director médico de Clínicas Propdental

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.