Un bebé prematuro extremo nacido a las 24 semanas de gestación que estaba ingresado en la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario de Girona Doctor Josep Trueta, y que presentaba una infección activa de Klebsiella pneumoniae multirresistente, ha muerto este domingo por la noche, al igual que le ocurriera a otros dos niños los días 22 y 24 de abril en el hospital Vall D'Hebrón.

Publicado en Hospital