Investigación Por S. A. D. Sábado, 30 Noviembre 2019 22:52
día internacional TCA

Investigadores españoles revelan que los pacientes con trastornos de la conducta alimentaria padecen procesos inflamatorios celulares

La Dra. Marina Díaz Marsá, directora del proyecto, afirma que “estas alteraciones están ligadas a un exceso de las reacciones inflamatorias en las células, probablemente en respuesta al estrés"

Vote este artículo
(0 votos)
La Dra. Marina Díaz Marsá, jefa de la Unidad de TCA del Hospital Clínico San Carlos. La Dra. Marina Díaz Marsá, jefa de la Unidad de TCA del Hospital Clínico San Carlos.

Un nuevo hallazgo, liderado por una doctora española, arroja luz sobre los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), teniendo en cuenta que alrededor de 400.000 personas, la mayoría jóvenes, padecen algún tipo de TCA en España.

Las investigaciones, publicadas en la revista Progress in Neuropsychopharmacology and Biological Psychiatry (96; 2020) dirigidas por la Dra. Marina Díaz Marsá, jefa de la Unidad de TCA del Hospital Clínico San Carlos, así como directora médica del área Mind de Blue Healthcare, y jefa de su Unidad de TCA, muestran que las pacientes con anorexia nerviosa presentan un aumento de los marcadores inflamatorios en cantidades significativamente mayores que las personas sanas y que segregan al torrente circulatorio más Interleukinas y sustancias inmunitarias. Además, este aumento de la inflamación se relaciona con una mayor gravedad del cuadro de anorexia y con aquellas pacientes que tienen más rasgos impulsivos de la personalidad.

Entre los factores que se sugieren que pudieran influir en esta respuesta inflamatoria excesiva podrían estar alteraciones en la flora bacteriana intestinal, (microbiota), que regula el paso de sustancias tóxicas a través del tubo digestivo.

La microbiota intestinal se ha mostrado de gran importancia en la conservación de la integridad de la pared intestinal, impidiendo la entrada de microorganismos y sustancias tóxicas a la sangre. El exceso de actividad inflamatoria puede ser agudizado por situaciones de estrés y puede producir a medio plazo un deterioro celular que derive en un incremento de la oxidación.

Pero ¿por qué son importantes estos hallazgos? La Dra. Marina Díaz Marsá nos explica que “este descubrimiento contribuye a identificar los factores neurobiológicos asociados a estos trastornos y nos ayudan a orientar las estrategias terapéuticas de forma integral, como se está haciendo ya en las unidades más especializadas en los trastornos de la conducta alimentaria. Un tratamiento integral, que incluya tanto los factores nutricionales como las carencias emocionales, la ansiedad y la personalidad de las pacientes es la mejor vía para reducir el exceso de inflamación y prevenir la oxidación celular en estas pacientes.”

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.