Investigación Por S. A. D. Lunes, 24 Junio 2019 16:53
plan nacional sobre drogas

La ministra de Sanidad anuncia "un amplio abanico de medidas" para prevenir el consumo de alcohol en menores

Carcedo apuesta por la evidencia científica para combatir este problema social durante la inauguración del primer Encuentro sobre Investigación en Adicciones

Vote este artículo
(0 votos)
La ministra inaugura el primer Encuentro sobre Investigación en Adicciones. La ministra inaugura el primer Encuentro sobre Investigación en Adicciones. @sanidadgob

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha apostado por la evidencia científica para combatir las adicciones. “La evidencia científica es un elemento esencial para adoptar decisiones en cualquier sector de políticas públicas y, lo es aún más, cuando hablamos de políticas sanitarias y sociales que tan directamente afectan a la vida de las personas”. Así lo ha defendido en el primer Encuentro sobre Investigación en Adicciones, que se celebra hoy, organizado por el Plan Nacional sobre Drogas. 

La ministra ha explicado que pretende “conectar las más recientes evidencias sobre adicciones con la búsqueda de soluciones para los problemas públicos”. De hecho, la Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024 considera la “mejora del conocimiento científico básico y aplicado” como un área prioritaria.

“En esta línea se enmarcan las convocatorias de ayudas al desarrollo de proyectos de investigación en adicciones que la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas viene apoyando y financiando desde hace varios años”, ha explicado.

Carcedo se ha detenido en destacar las evidencias científicas más recientes sobre el consumo de alcohol. “El consumo de bebidas alcohólicas, incluso entre menores, es un comportamiento que goza de amplia aceptación social en España, a pesar de sus probados efectivos nocivos sobre la salud”, ha explicado. “Los menores son un colectivo prioritario en la labor de este Gobierno y de este Ministerio”, ha recordado.

Según la última Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias (ESTUDES), el alcohol es la sustancia psicoactiva de consumo más generalizado entre estudiantes de 14 a 18 años. Así, en 2016, el 77% de los menores afirmaba haber consumido alcohol alguna vez en su vida. El 76% manifestó que lo había hecho alguna vez en el último año y un 67% en el último mes.

“Además, la edad de inicio del consumo de alcohol en España es muy baja, entre 14 y 15 años, tanto para consumo ocasional como para el consumo con periodicidad establecida”, ha hecho hincapié la ministra. “Sabemos que ese inicio temprano influye y condiciona el patrón de consumo de otras sustancias psicoactivas, la aparición de abuso y adicción, así como la magnitud de los efectos producidos sobre los consumidores”, ha explicado.

6.000 menores en coma etílico

La ministra también ha puesto el foco en “las grandes cantidades que ingieren los menores, sobre todo los fines de semana”. Alrededor de 700.000 menores admiten beber cinco o más copas o cañas en menos de dos horas. “Esta evolución hacia el consumo de atracón provocó el ingreso de al menos 6.000 menores por comas etílicos en 2016”, ha detallado Carcedo.

“Dadas estas cifras, podemos concluir que los jóvenes siguen percibiendo que el alcohol es un producto sin riesgos, muy accesible y socialmente normalizado”, ha concluido la ministra. “Queda claro que el consumo de alcohol entre los menores es un problema que tenemos que abordar como sociedad”, ha insistido.

“Por ello, una jornada como la de hoy es fundamental. Debe servir para que esto cambie y podemos diseñar políticas basadas en la evidencia que sean capaces de darnos soluciones al problema del consumo de alcohol por los jóvenes”, ha destacado. En esta línea la ministra ha anunciado que “el Ministerio abordará este problema social en la próxima legislatura con un amplio abanico de medidas orientadas a prevenir de forma eficaz el consumo de bebidas alcohólicas por los menores”.

Según ha detallado, “se trata de persuadir a nuestros jóvenes y no castigarlos, y se trata de convencer a la sociedad española de que no puede banalizarse una práctica con tan graves consecuencias en la salud y en la sociedad”.

La ministra también ha agradecido a la comunidad científica el trabajo realizado: “Su labor y las evidencias que ésta genera, deberían ser la piedra angular sobre la que diseñar políticas públicas eficaces y justas”.

Y ha destacado su compromiso para seguir contando con investigadores, institutos científicos, hospitales, profesionales socio-sanitarios, sociedades científicas, entidades sociales, representantes de las asociaciones de madres y padres, comunicadores y responsables políticos.

Informe del Proyecto Hombre

De hecho, los datos del Informe 2018 del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil de las personas con problemas de adicción en tratamiento, que acaba de ser presentado en el CaixaForum de Madrid, alcohol y cocaína son las principales sustancias por las que se demanda ayuda,

Según se observa en este sexto estudio de Proyecto Hombre, el alcohol reduce de manera lenta pero progresiva su proporción en el conjunto de personas atendidas, mientras que la cocaína muestra una tendencia ligeramente creciente, acercándose cada vez más al registro del alcohol.

El presidente de la Asociación Proyecto Hombre, Luis Bononato, incide en que “en el ámbito de las adicciones en España, el mayor problema de salud pública es el alcohol. Esto se debe a la normalización de su consumo en la sociedad”. En cuanto a la sustancia principal de consumo, la demanda de tratamiento más elevada corresponde al alcohol en su conjunto (solo o asociado a otras sustancias), con un 37,3%, seguida con una diferencia muy poco significativa de la cocaína, con un 34,9%.

Por último, se encuentra el cannabis, con un 8,9%. A lo largo de la vida, casi el 90% de la población atendida manifiesta consumos regulares y/o problemáticos de alcohol, es decir, que es una sustancia que generalmente acompaña a otras adicciones.

El alcohol es también la sustancia cuyo consumo problemático se detecta a edades más tempranas (entre los 15 y los 16 años). A pesar de que el alcohol es la sustancia cuyo consumo se inicia a edades más tempranas, es la sustancia por la que se demanda tratamiento a edades más avanzadas, a partir de los 40 años de edad media, y por tanto con más tiempo de consumo (29,6 años).

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.