Un trabajo colaborativo entre el CIBER de Enfermedades Raras y el de Enfermedades Respiratorias ha identificado una región en el genoma que podría contribuir a aumentar la susceptibilidad de sufrir hipertensión arterial pulmonar entre los portadores de una mutación en el gen BMPR2, responsable de la forma hereditaria de esta enfermedad. El estudio ha sido publicado en el último número de la revista Journal of Medical Genetics y seleccionado por el editor como Editor's Choice.

Publicado en Investigación