Opinión Por Jesús González* Sábado, 13 Julio 2019 08:10
= EN 400 PALABRAS =

Prohibido enfermar en verano

*Enfermero y defensor de la Sanidad pública

Vote este artículo
(0 votos)
Miles de camas en los hospitales de todo el país se cierran en verano. Las administraciones toman esa decisión para paliar la disminución de profesionales activos por el disfrute, reglamentario, de las vacaciones estivales. ¿Es esta la mejor y única decisión posible?
 

Jesus-Gonzalez

Unas 13.000 camas se cierran por las vacaciones de verano, lo que supone un 8% de las 150.000 existentes. Supone un ahorro importante para las arcas de las Consejerías de Sanidad, a costa de un deterioro de la asistencia que se presta a la población, que soportará importantes colapsos en las Urgencias por falta de camas para efectuar ingresos y un aumento de las listas de espera que se generarán por la disminución de la actividad quirúrgica.

En Atención Primaria, el ahorro viene por no suplir las vacaciones de los profesionales en su totalidad, lo que implica que los profesionales acumulan las consultas de las personas que se van de vacaciones, atendiendo su propia consulta y la del que se va. A esta situación añadimos el aumento de la población en los pueblos durante el verano, la "España vaciada" se vuelve a llenar, pero sin una atención sanitaria adecuada. Profesionales al borde de un ataque de nervios frente a una mayor demanda asistencial con los recursos sanitarios mermados. Esta es la realidad veraniega en todo el país, con algunas diferencias entre comunidades.

Después del verano, para compensar la lista de espera generada, se derivarán intervenciones a la Sanidad privada valoradas en varios millones de euros. Así viene ocurriendo año tras año.

¿Son estas las mejores decisiones para afrontar las vacaciones del personal en verano? Creo que no. La atención sanitaria de la población no debe verse mermada en su calidad en periodos estacionales, sobre todo si existe una demanda incrementada por el aumento de población.

camas cerradas opinionCerrar camas no es la opción. ¿Y si intentamos seguir en verano dando una atención sanitaria adecuada como en otra época del año, supliendo a los profesionales que se marchan de vacaciones? ¿No es más razonable? Sobre todo cuando voy a gastarme lo ahorrado a los pocos meses, enviando intervenciones quirúrgicas o pruebas diagnósticas a la Sanidad privada. ¿O es esta la intención última de este despropósito?

Las personas no elegimos la época del año para enfermar y queremos tener las mismas posibilidades y calidad en la atención durante todo el año. Los profesionales tenemos que irnos de vacaciones, pero no queremos irnos a costa del doble esfuerzo de nuestros/as compañeros y compañeras. Quienes gestionan la Sanidad deben ser conscientes de esta situación, porque cerrar camas no soluciona nada, sobre todo cuando las tienes que reabrir con el personal insuficiente ante una situación insostenible de colapso, como se da en muchos hospitales.

En Atención Primaria, las gerencias tienen que realizar una adecuada programación de las vacaciones y la planificación de los recursos humanos, con una previsión y provisión de los profesionales necesarios.

Sólo les pido una cosa, disfruten del verano, pero no se pongan enfermos, la Administración nos lo prohíbe, o así parece.

 

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.