Pacientes de cerca Por Miércoles, 04 Septiembre 2019 12:39
nueva campaña del ministerio de sanidad

El tabaco ata y te mata en todas sus formas

El consumo de nuevos dispositivos aumenta entre los más jóvenes, ya que casi la mitad ha probado pipas de agua, cigarrillos electrónicos, tabaco calentado o vapeadores

Vote este artículo
(0 votos)

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha presentado esta mañana la campaña institucional contra el tabaco insistiendo en que “todas las formas de fumar, incluidas las nuevas, también crean adicción y son perjudiciales para la salud”.

La campaña El tabaco ata y te mata tiene como objetivo concienciar, sobre todo a los más jóvenes, de que el tabaco siempre es perjudicial, se consuma como se consuma. Las pipas de agua, los cigarrillos electrónicos, el tabaco calentado o los vapeadores también crean adicción y son perjudiciales para la salud. “No queremos que les engañen”, ha insistido la ministra, que ha recordado que el tabaquismo provoca 50.000 muertes “prematuras” en España cada año.

Se trata de la primera campaña que realiza el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para alertar a la población sobre los riesgos para la salud que tienen los nuevos productos emergentes. “Pretendemos eliminar falsos mitos y creencias erróneas asociadas al consumo de los distintos productos del tabaco”, ha explicado Carcedo.

La ministra ha presentado la campaña acompañada por la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, y la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (PNSD), Azucena Martí.

Mayor consumo entre los jóvenes

La preocupación del Ministerio responde a los datos que arrojan las encuestas oficiales: el consumo de estos nuevos dispositivos es mayor entre los jóvenes que en el resto de grupos de edad. En la Encuesta EDADES 2017, el 9% de la población de 15 a 64 años declaraba haber probado estos dispositivos. Según la Encuesta ESTUDES 2016, el 21% de los jóvenes de entre 14 y 18 años, había fumado por esta vía alguna vez.

Además, el consumo aumenta significativamente entre los más jóvenes. En la Encuesta ESTUDES de 2016, 1 de cada 5 jóvenes había probado estos dispositivos. En los datos provisionales de 2018, asciende a casi 1 de cada 2.

Baja percepción de riesgo

También es significativo el hecho de que el cigarrillo electrónico tiene la percepción de riesgo más baja entre todas las drogas y sustancias. Sólo el 34% de los estudiantes piensa que consumir cigarrillos electrónicos puede causar bastantes o muchos problemas de salud. En cambio, si se trata de tabaco o de alcohol, el 92% y el 90% respectivamente de los encuestados percibe ese riesgo, ha destacado Azucena Martí.

“En general, los líquidos que contienen nicotina son potencialmente peligrosos ya que la nicotina es tóxica y aditiva. Pero incluso el uso de cigarrillos electrónicos que no contienen nicotina puede suponer potenciales efectos nocivos en salud”, ha asegurado Pilar Aparicio.

Puerta de entrada al consumo de tabaco

La ministra ha asegurado que, como ocurrió hace décadas con el tabaco tradicional, “la publicidad de los nuevos productos del tabaco quiere hacer creer a los jóvenes que fumar un cigarrillo electrónico es sexy o que fumar un vapeador es moderno y estiloso”.

Al contrario, Carcedo ha insistido en que “fumar un vapeador, una pipa de agua o un cigarrillo electrónico crea adicción y es una puerta de entrada al consumo de tabaco”. Entre los estudiantes que usan cigarrillo electrónico, el 78% declara haber fumado tabaco, mientras que entre quienes no lo usan, la cifra es de un 28%.

Además, el consumo de cigarrillo electrónico es un factor de riesgo para el consumo de otras drogas, como muestra la Encuesta ESTUDES 2016. El 98% de los jóvenes que usan cigarrillo electrónico han consumido alguna sustancia psicoactiva (alcohol, tabaco o hipnosedantes) y el 66% alguna droga ilegal. Este porcentaje desciende hasta el 77% y el 23% respectivamente entre quienes no han probado nunca estos dispositivos.

La rápida introducción en el mercado de estos productos podría favorecer modificaciones en los patrones, incluso incorporar nuevos consumidores o la pérdida de oportunidad para el abandono del consumo en fumadores, así como una marcha atrás en la desnormalización del tabaco conseguida hasta ahora.

La seguridad y eficacia de los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar no han sido demostradas, al contrario, pueden prolongar el consumo e implicar riesgos adicionales. En cambio, sí existen tratamientos que han demostrado su seguridad y eficacia. Los profesionales sanitarios pueden orientar y ayudar a aquellos que desean dejar de fumar. El spot de la campaña se emitirá en televisiones, cines y se difundirá a través de internet y redes sociales. 

Jornadas de ANIS

Ayer, alrededor de 100 profesionales de la salud y medios de comunicación se dieron cita ayer en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para tratar precisamente temas relacionados con la reducción de daños ocasionados por el tabaco en el encuentro Reducción de daños en tabaco: verdades, mentiras y estrategias.

tabaco ANISEn este sentido, la presidenta de ANIS, Graziella Almendral, aseguró que “en materia de tabaco, a los periodistas nos llega cada vez con más frecuencia información mezclada con comunicación y marketing. Por eso, hemos querido organizar un encuentro con reconocidos especialistas que nos ayude a mejorar nuestra formación, a actualizar nuestras fuentes informativas, a saber, como dice el título del encuentro, qué es mentira, qué es verdad y qué es estrategia en reducción de daños en tabaco desde el punto de vista de la salud pública”.

Por todo ello, en este encuentro se aboga por la importancia de la colaboración entre los medios de comunicación, las sociedades científicas y la administración pública para trasladar mensajes claros que alerten sobre el peligro de estos nuevos dispositivos.

“Este tipo de jornadas son necesarias dada la desinformación que existe actualmente en la sociedad. Miembros del Ministerio de Sanidad y diferentes expertos pertenecientes a sociedades científicas europeas y españolas defienden el interés de la salud pública por encima de cualquier otro, con total autonomía y rigurosidad científica”, declara el presidente de la ENSP, Francisco Rodríguez.

Los expertos aseguran que la seguridad y la eficacia de los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar no han sido demostradas, pudiendo prolongar el consumo e implicar riesgos adicionales.

Por otro lado, los Productos de Tabaco por Calentamiento (PTC) son, como todas las formas del tabaco, peligrosos para la salud. No existe evidencia en afirmar que los PTC sean menos nocivos para la salud que los productos de tabaco convencional, ni para aquellas personas que los consumen, ni para aquellas expuestas a sus emisiones.

Los ponentes del encuentro forman parte de diferentes organismos e instituciones como: el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Red Europea de Prevención del Tabaquismo de Bruselas (ENSP), el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), la Universidad de Cantabria, el Imperial College de Londres, la Universidad de Granada, el Instituto de Investigación Mario Negri de Milán, la Universidad de Zaragoza y el Instituto Catalán de Oncología.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.