Pacientes de cerca Por S. A. D. Sábado, 19 Octubre 2019 11:27
día internacional

España diagnosticará este año 32.536 casos de cáncer de mama, con 6.000 muertes anuales

La investigación permite un mayor control de la enfermedad, aumenta la supervivencia y mejora la calidad de vida de las pacientes

Vote este artículo
(0 votos)
La fachada del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca teñida de rosa. La fachada del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca teñida de rosa.

La investigación en cáncer de mama permite un control de la enfermedad durante más tiempo, aumenta la supervivencia y mejora la calidad de vida de las pacientes. A pesar de que en España en 2019 se diagnosticarán 32.536 casos y que mueren más de 6.000 mujeres al año por cáncer de mama metastásico, el pronóstico del cáncer de mama ha ido mejorando paulatinamente en los últimos años gracias a tratamientos más personalizados, a una mejor estratificación de los pacientes y al desarrollo de paneles genómicos que permiten diferenciar qué pacientes se benefician de quimioterapia y cuáles no.

“Es necesario garantizar el futuro de la investigación tanto pública como privada y para ello es imprescindible la creación de herramientas que favorezcan el mecenazgo, además de la reducción de la burocracia, la mejora estructural del sistema y el aumento de la inversión pública”, señala el vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Dr. Álvaro Rodríguez-Lescure, en el marco de la campaña de comunicación En Oncología cada AVANCE se escribe en Mayúsculas, que SEOM puso en marcha en el año 2013.

El objetivo de esta campaña es dar a conocer la evolución y los avances médicos que se han sucedido en estas últimas décadas en el tratamiento de los diferentes tumores. Coincidiendo con el Día Internacional de Cáncer de Mama que se celebra cada 19 de octubre, SEOM recuerda los avances más importantes en cáncer de mama.

La estimación de casos diagnosticados en 2019 en España es de 32.536 casos, siendo el segundo tumor más diagnosticado en el mundo y el tercero en España si se tienen en cuenta ambos sexos. Si se tiene en cuenta solo a la mujer, ocupa el primer puesto de los tumores más diagnosticados en España. Gracias a los avances en diagnóstico precoz y especialmente tratamiento, la mortalidad ha ido descendiendo en estos años. En 2017 fallecieron 6.573 mujeres por cáncer de mama.

A principios de los años 80, las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama tenían unas posibilidades de estar libres de recaída a los 5 años tras el diagnóstico que se situaba en torno al 70%. En la actualidad la cifra se aproxima a casi un 90%. Este beneficio no se ha alcanzado repentinamente. En los años ´70 se obtuvieron los primeros resultados de los estudios que demostraban el beneficio de la quimioterapia administrada tras la cirugía. También por aquella época se demuestra el éxito del tamoxifeno como tratamiento hormonal para el cáncer avanzado de mama, que poco después se comenzó a emplear en estadios precoces de la enfermedad.

Heterogeneidad del cáncer de mama

Uno de los hitos más significativo sin duda en los últimos años fue el conocimiento de la heterogeneidad del cáncer de mama. Se trata de una enfermedad con subtipos biológicos diferentes que precisan tratamientos específicos.

El descubrimiento de tipos de cáncer con diferentes perfiles biológicos permitió en la década pasada incorporar anticuerpos monoclonales como el trastuzumab al tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo, hasta entonces de mal pronóstico por su mayor agresividad.

cancer mama infografia 2019

En este sentido, las pacientes con cáncer de mama HER2 positivo ya no cuentan sólo con el trastuzumab, la asociación de un segundo anticuerpo –pertuzumab– al tratamiento ha mostrado incrementar notablemente la supervivencia en estadios avanzados (se advierte una mejoría de 15 meses en su esperanza de vida, llegando casi a los 5 años de supervivencia en un grupo de pacientes metastásicas que hace unos 15 años tenía un muy mal pronóstico). También T-DM1 (un moderno fármaco que combina de forma conjugada quimioterapia y trastuzumab) es altamente efectivo en pacientes que fracasan a tratamientos previos.

En las pacientes con enfermedad “hormonosensible” también se han comunicado resultados de nuevos fármacos biológicos que, asociados a tratamientos clásicos como la hormonoterapia, mejoran los resultados de estos. Everolimus primero, y más recientemente los inhibidores de CDK4/CDK6 como el palbociclib, ribociclib o abemaciclib han mejorado más la supervivencia de este subgrupo de pacientes.

Entre las pacientes con cáncer de mama metastásico y con presencia de una mutación en el gen BRCA1/2 en la línea germinal, los fármacos inhibidores de PARP (también denominados inhibidores de la poli (ADP-ribosa) polimerasa como el olaparib y talazoparib han demostrado un beneficio significativo disminuyendo el riesgo de progresión comparado con la terapia estándar.

La inmunoterapia, efectiva

La inmunoterapia también ha demostrado beneficio en un subgrupo de pacientes con cáncer de mama. Los tumores con ausencia de expresión de receptores hormonales y Her2 y que además presentan expresión de la proteína PDL1>1% se benefician de la combinación de fármacos dirigidos contra PDL1 combinados con quimioterapia.

Además, en estas tres décadas otro hecho de gran relevancia ha sido el incremento de cirugías conservadoras y menor intervención sobre la axila, evitando complicaciones y mejorando la calidad de vida de las mujeres con cáncer de mama.

En esta línea de maximizar la ecuación riesgo/beneficio de cada tratamiento, el test de expresión génica de 21 genes ha demostrado que muchas mujeres con cáncer de mama con ganglios axilares negativos y receptores hormonales positivos que obtiene una puntuación intermedia en el test molecular pueden evitar la quimioterapia sin que impacte en sus resultados oncológicos.

Cada uno de estos pasos suponía una mejora de un 2 o 3% en la tasa de recaídas, algo que podría ser considerado irrelevante. Sin embargo, con una estimación de 32.536 casos de cáncer de mama diagnosticados en 2019 en España, cada avance en el tratamiento que suponga un 1% de mejora en la tasa de supervivencia hace que 325 mujeres menos recaigan de su enfermedad y puedan disfrutar de una mejor calidad de vida con reincorporación plena a su vida social y laboral. Cada una de esas mujeres tiene nombre y apellidos. Y cada uno de esos avances ha conseguido aumentar la supervivencia en un 20% entre los años 70 y la actualidad.

Son sólo algunos ejemplos, pero en el caso del cáncer de mama, los avances son innumerables. Los más destacados se recogen en el siguiente gráfico.

Toda España, con los pacientes

En cada una de las ciudades españolas, asociaciones de pacientes, instituciones, centros de investigación y otras entidades su suman al rosa con motivo de este Día Internacional, con la iluminación de edificios, la presencia de los lazos rosas, marchas contra el cáncer y todo tipo de actividades para concienciar a la población, mostrar su apoyo a los pacientes y pedir que se aumenten los fondos públicos para la investigación.

En ese contexto, y en el marco de la campaña de concienciación social #ElAcentoQueLoCambiaTodo, GEICAM, FECMA y Novartis Oncology han presentado un decálogo para aunar fuerzas en la lucha contra el cáncer de mama.

La iniciativa #elAcentoQueLoCambiaTodo tiene como objetivo sensibilizar a la sociedad sobre el impacto del cáncer de mama y la importancia de la investigación y, para ello, el decálogo pide como primer punto suscribir un compromiso conjunto entre Administración, instituciones sanitarias, sociedades científicas, grupos cooperativos, industria farmacéutica, asociaciones de pacientes y sociedad civil en la lucha contra la enfermedad.

Y es que el cáncer de mama, que representa un 29% de todos los cánceres, es el tipo de cáncer más frecuente en las mujeres españolas y afecta en España a cerca de 33.000 personas cada año1. A pesar de los importantes avances terapéuticos de los últimos años, el cáncer de mama –especialmente en la fase avanzada- constituye un problema sanitario de primer orden, por lo que se hace necesario promover el desarrollo de nuevas vías y estrategias científicas, como terapias dirigidas e inmunoterapia.

Y, para ello, sostienen las tres entidades firmantes del documento, que es necesario garantizar que España siga siendo un referente en la investigación en cáncer y asegurar el liderazgo científico del país en cáncer de mama.

De hecho, el cáncer de mama en España concentra de forma muy notable la actividad de ensayos clínicos - 312 ensayos, seguido del cáncer de pulmón con 301- y el mayor número de publicaciones - 2.838, seguido del cáncer colorrectal con 2.302-3. A este respecto, la directora científica y general de GEICAM, la doctora Eva Carrasco, recuerda que “es importante que se tome conciencia de que los avances proceden de la investigación básica y clínica y de que éstas precisan mayores recursos económicos”. Algo para lo que, según la misma doctora, “es necesario actualizar la ley española de mecenazgo que potencie la filantropía de forma similar a cómo se hace en otros países de nuestro
entorno”.

Por su parte, desde FECMA recuerdan que “de la investigación e innovación que hacemos hoy se beneficiarán las futuras pacientes de cáncer de mama. Las que se enfrentarán en un futuro a la enfermedad, lo harán de manera muy distinta a la que lo hacen en la actualidad las mujeres que padecen cáncer de mama”.

Decálogo

El diagnóstico, la convivencia con la enfermedad y los tratamientos tienen un profundo impacto en la vida de las pacientes y la de sus familias. Por este motivo, el decálogo pide, además, involucrar a la población general en la atención social a las pacientes, apoyar el empoderamiento del colectivo de pacientes y establecer modelos colaborativos para asegurar un abordaje integral a las pacientes con cáncer de mama y sus cuidadores, puesto que “la sociedad debe entender que el cáncer de mama es una patología no resuelta, todavía queda mucho por hacer”, ha
señalado FECMA.

Entre el 5% y el 6% de los pacientes con cáncer de mama presentan metástasis en el momento del diagnóstico y el 30% de los casos diagnosticados de cáncer de mama -en un estadio precoz evolucionará a cáncer de mama metastásico. Estas pacientes deben convivir con la enfermedad y su impacto durante muchos años, de este modo, el decálogo refuerza la importancia de la visibilidad al cáncer de mama metastásico, así como potenciar la investigación en este ámbito.

Por último, entre las peticiones se solicita, además de establecer un registro nacional de cáncer de mama, fortalecer los programas y estrategias de prevención primaria - campañas de concienciación sobre la importancia de la adopción de un estilo de vida saludable- y secundaria  -intensificando los programas de cribado y detección precoz-.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.