Pacientes de cerca Por S. A. D. Domingo, 21 Julio 2019 13:38
AVANCES

Hepatitis C: una historia con 'un final feliz'

Una campaña destaca que España está ante "la oportunidad histórica" de acabar con una enfermedad viral crónica para la que no existe vacuna

Vote este artículo
(0 votos)
El actor Carmelo Gómez es el protagonista de la campaña. El actor Carmelo Gómez es el protagonista de la campaña.
Un final feliz para la hepatitis C AEHVE

"A lo largo de mi carrera, he participado en más de 40 películas, y la mayoría de ellas no tiene un final feliz. Sin embargo, a mí me encantan las historias que acaban bien, como esta de mi lucha contra la hepatitis C...". Así comienza un vídeo protagonizado por el conocido actor Carmelo Gómez que constituye el soporte fundamental de la campaña 'Un final feliz para la hepatitis C'.

La iniciativa, impulsada por la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE), tiene como objetivo desestigmatizar la enfermedad y sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de la detección del virus y la necesidad de seguir avanzando en la lucha frente a esta infección, porque España se encuentra "ante la oportunidad histórica de acabar por primera vez con una patología viral crónica para la que no existe vacuna".

En este sentido, durante la presentación de la campaña se puso de manifiesto que, desde 2015, en nuestro país se ha tratado a más de 130.000 pacientes, evitando el riesgo de muerte por cirrosis y cáncer de hígado y la morbilidad causada por la enfermedad hepática crónica. Uno de ellos es el actor actor Carmelo Gómez, quien cuenta su historia en un spot de un minuto que será proyectado en cines durante el próximo otoño y que ya puede verse en la web unfinalfelizhepC.com y en las redes sociales.

En el vídeo, el ganador de un Goya subraya que actualmente la historia de la hepatitis C puede tener un final feliz para todos gracias a los nuevos tratamientos, por lo que invita a todos aquellas personas que hayan podido estar en contacto con el virus a hacerse la prueba de la hepatitis C para poner también un final feliz a su historia.

De este modo, con la campaña se busca recordar a la población que quien tiene la hepatitis C y lo sabe puede curarse, pero que también "es posible estar infectado y no saberlo, por lo que es importante conocer las vías de transmisión de la enfermedad" y someterse al examen de detección si se sospecha que se han vivido situaciones de riesgo, con el fin de que la persona pueda "tratarse y curarse".

La Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE), que reúne a las principales sociedades científicas y asociaciones de pacientes comprometidas con el objetivo de la eliminación de la hepatitis C, ha presentado esta semana la campaña en el Ministerio de Sanidad, donde el Dr. Javier García-Samaniego, coordinador de la AEHVE y jefe de la Sección de Hepatología del Hospital Universitario La Paz, recalcó que España está ante "la oportunidad de hacer historia si se sigue avanzando, como hasta ahora, en la lucha contra la enfermedad".

A este respecto, el especialista recordó los avances alcanzados la aparición, en 2015, de los nuevos antivirales de acción directa, que "revolucionaron" el tratamiento de la hepatitis C, logrando tasas de curación por encima del 95%. "España dio los pasos correctos aprobando una estrategia nacional que primero incorporó la financiación pública de estos tratamientos en los casos más graves y después los universalizó para todos los pacientes. Ahora el Ministerio trabaja ya con los expertos y las comunidades autónomas en una tercera fase del PEAHC para actualizar la estrategia y avanzar definitivamente hacia la eliminación", apuntó.

De lograrse, añadió el coordinador de AEHVE, "sería la primera vez en la historia que se elimina una enfermedad viral crónica para la que no existe vacuna".

Hasta 70.000 personas sin diagnóstico

Como apuntó el Dr. García-Samaniego, se estima que en España hay entre 50.000 y 70.000 personas con infección activa por el virus de la hepatitis C que necesitan ser diagnosticadas y tratadas. Hacer aflorar la infección no diagnosticada es, por tanto, uno de los últimos retos para la eliminación de la hepatitis C en nuestro país, y en este objetivo se centra la campaña promovida por la AEHVE, desde la que se insiste en las formas más habituales de transmisión de la enfermedad: transfusiones de sangre realizadas antes de 1992; consumo de drogas por vía intravenosa o nasal; relaciones sexuales de riesgo sin protección o realización de tatuajes, piercings y procedimientos similares en los que puede haber lesión de la piel y sangrado sin las adecuadas medidas de esterilización.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.