Pacientes de cerca Por S. A. D. Martes, 15 Octubre 2019 14:35
PATRIMONIO INMATERIAL

Publicado un manual para proteger la relación médico-paciente "de presiones administrativas, económicas y políticas"

El Foro de la Profesión Médica cree que la "alianza terapéutica" mejorará la adherencia de los enfermos a la medicación prescrita

Vote este artículo
(0 votos)
Un momento de la presentación del manual. Un momento de la presentación del manual.

El Foro de la Profesión Médica (FPME) ha presentado este martes el Manual de la relación médico-paciente, un proyecto que nació hace dos años a raíz de una iniciativa para promover que la Relación Médico-Paciente sea considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La publicación ahonda en el conocimiento, la evolución histórica antropológica, ética, ysocial y en la realidad de esta relación en la que también se analizan la comunicación, los condicionantes sociales, organizativos y económicos de la salud, la adherencia a la medicación prescrita, la relación en el contexto de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y desde una perspectiva de género que incluye el abordaje de la violencia machista.

A través de este manual, el objetivo del Foro de la Profesión Médica es "proteger la relación médico-paciente, un bien cultural, social y sanitario" y velar "por los valores que la sustentan, centrados en la humanización de la práctica asistencial de la Medicina". Además, se quiere promover la formación de los profesionales en dicho ámbito y proteger esta relación "de las amenazas a las que se encuentra sometida en la actualidad, derivadas de presiones económicas, políticas, técnicas, profesionales y sociales que puedan pervertir su esencia".

En el manual se defiende la relación médico-paciente "como modelo de relación humana, fundamento de todo acto médico centrado en la persona, lo que posibilita una relación humanitaria y humanizadora, en la que el médico proporciona compañía, compasión, consuelo, ayuda y cuidados".

No en vano, "curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre" es la máxima de los profesionales de la Medicina y, sobre todo, "escuchar al paciente para intentar trasmitirle de la manera más clara y cálida posible un diagnóstico, en ocasiones, difícil de asumir". 

Durante el siglo XX se ha producido una transformación de la relación médico-paciente a partir de una Medicina "basada en la afectividad" y en la confianza mutua, todo ello, en el contexto que abre "un paciente informado, formado y con autonomía, cualidades fundamentales en esta nueva relación clínica" que va a promover, "no solo la salud, sino también la seguridad y la capacidad de decisión del enfermo".

Por ello, desde el FPME se apela a la implicación de todos los agentes involucrados para la protección y promoción de este bien cultural y social que es la relación entre una persona que necesita ayuda en torno a una realidad de enfermedad y un profesional capacitado para ofrecérsela.

Manual medico paciente 1Mejora de la adherencia a los tratamientos

El manual, que busca ser un referente para estudiantes de Medicina, médicos y pacientes, aborda la adherencia a la medicación prescrita, recordando que es "particularmente frágil en las enfermedades crónicas y en pacientes mayores polimedicados y pluripatológicos". Para mejorar esta realidad, los autores recogen la necesidad de "identificar al paciente no adherente, mejorar el conocimiento de su enfermedad, individualizar el tratamiento y crear una atmósfera de confianza médico-paciente que conduzca a un refuerzo de la alianza terapéutica.

En este capítulo, sus autores sostienen que cuando el paciente se siente partícipe y se tienen en cuenta las circunstancias en las que vive, se mejora considerablemente el seguimiento terapéutico, por lo que una buena relación médico-paciente, "de mutua confianza, conducirá a una mejor calidad de vida para el paciente, un control más adecuado de la enfermedad y menores costes sanitarios".

Las nuevas tecnologías, un apoyo a la relación 

Asimismo, en la publicación se analizan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en Sanidad, recordando que su uso es "imparable e incuestionable" y que puede contribuir a "mejorar la calidad asistencial, la gestión y la sostenibilidad del sistema sanitario". No obstante, se pone de manifiesto que existen barreras de carácter legislativo, organizativo, normativo, técnico y económico que aún deben vencerse para conseguir una transformación completa y efectiva a nivel del SNS.

El capítulo destaca el "potencial efecto transformador en la relación médico-paciente", de las TIC, porque hacen posible "la evolución de una relación de carácter paternalista a otra de naturaleza colaborativa", aunque su papel "debe ser de apoyo, sin entrar en competición".

Las gafas violeta: una perspectiva de género

Cómo influye el género de las personas implicadas en la comunicación, qué recursos específicos existen en la atención a la mujer o cómo es esa relación con una mujer víctima de violencia de género, con la mirada a través de las gafas violeta, son algunos de los aspectos que también aborda la obra.

Respecto a la violencia machista, los expertos destacan en el manual la importancia de un lenguaje inclusivo; que se considere y entienda que la violencia que una mujer puede sufrir no es solo física, sino que se traduce en numerosas formas, como pueden ser la psicológica, la económica, la sexual, la laboral, la obstétrica, etc. y que todas ellas merman su estado de salud y deben de ser igualmente tratadas.

En este sentido, defienden que para crear una confianza mutua, los profesionales de la Medicina deben dedicar a cada paciente el tiempo necesario (en la tarea asistencial y fuera de ella) para mirar a los ojos en la consulta y poder ver a la persona que porta la "enfermedad" y no solo los síntomas que la acompañan.

El Manual de la relación médico-paciente es una obra de casi 400 páginas estructurada en seis capítulos y "escrita desde el conocimiento y el pluralismo de sus autores, los cuales reúnen un perfil de ejercicio profesional y académico que ahonda en el conocimiento, la evolución histórica antropológica y social y la realidad de esta relación con sus contradicciones, amenazas y beneficios".

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.