Profesionales Por S. A. D. Martes, 11 Octubre 2016 12:33
POSTURA

La OMS apoya un impuesto al azúcar sobre el precio de los refrescos para reducir su consumo

Esta medida sería similar al establecimiento de gravámenes realizado en el pasado para disminuir la compra de alcohol o tabaco

Vote este artículo
(2 votos)

La Organización Mundial de la Salud apoya el establecimiento de un impuesto al azúcar de al menos el 20% sobre el precio de los refrescos para salvar vidas. La entidad ha dado a conocer sus conclusiones después de que ayer se supiera que Coca-Cola y Pepsi Co. habían pagado millones de dólares a organizaciones sanitarias y médicas de Estados Unidos para silenciar sus críticas sobre el azúcar.

El informe de la OMS pide una "acción urgente" de todos los países para frenar el consumo de bebidas azucaradas y el impacto perjudicial que tienen sobre la salud, especialmente por su relación con la obesidad y la diabetes de tipo 2. En ese sentido, diversos países de la Unión Europea han impulsado fórmulas para disminuir la ingesta de refrescos con azúcar añadido a pesar de las fuertes presiones de la industria, según reconoció el Comisario de Salud y Seguridad Alimentaria.

El objetivo del impuesto sería reducir el consumo de bebidas azucaradas, relacionadas con problemas tan graves como la obesidad y la diabetes
En España, los expertos también han pedido el establecimiento de un impuesto al azúcar, una medida respaldada por la evidencia científica y que ha dado buenos resultados en países como México.

Según el documento Fiscal policies for Diet and Prevention of Noncommunicable Diseases (NCDs) de la OMS, la puesta en marcha de un impuesto de al menos el 20% para las bebidas azucaradas provocaría "una reducción proporcional en el consumo de este tipo de productos". Esta medida sería similar al establecimiento de gravámenes realizado en el pasado para disminuir la compra de alcohol o tabaco, una decisión costo-efectiva para proteger la salud pública y promover hábitos de vida saludables.

Combatir el peso y la obesidad

La disminución de la ingesta de bebidas azucaradas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, ayudaría a salvar vidas. En 2014, el 40% de los adultos mayores de 18 años padecían de sobrepeso y la obesidad se ha duplicado a nivel mundial desde la década de los ochenta.

Estos dos problemas de salud, con importantes y graves consecuencias para la calidad de vida de la ciudadanía y para los sistemas sanitarios nacionales, están estrechamente relacionados con el consumo de refrescos que la OMS quiere frenar con este impuesto. La propuesta, sin embargo, no es vinculante y dependerá de las medidas que adopten los diferentes gobiernos en materia de salud pública y control de enfermedades.

Los azúcares libres se refieren a monosacáridos (tales como glucosa o fructosa) y disacáridos (como la sacarosa o azúcar de mesa) añadido a los alimentos y bebidas por el fabricante, el cocinero o el consumidor, y los azúcares presentes de forma natural en la miel, jarabes, jugos de fruta y frutas concentrados de zumo.

"El consumo de azúcares libres, incluyendo productos como bebidas azucaradas, es un factor importante en el aumento global de las personas que sufren de obesidad y diabetes", dice el Dr. Douglas Bettcher, director del Departamento de la OMS para la prevención de las enfermedades no transmisibles. "Si los productos impuestos a los gobiernos como las bebidas azucaradas, que pueden reducir el sufrimiento y salvar vidas. También pueden reducir los costos de salud y aumentar los ingresos para invertir en los servicios de salud ".

Un aumento de la diabetes

Además, se estima que 42 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso o eran obesos en 2015, un aumento de alrededor de 11 millones en los últimos 15 años. Casi la mitad (48%) de estos niños vivían en Asia y el 25% en África. El número de personas que viven con diabetes también ha ido en aumento, desde 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. La enfermedad fue directamente responsable de 1,5 millones de muertes en el año 2012 solo.

"Nutricionalmente, la gente no necesita ningún tipo de azúcar en su dieta. La OMS recomienda que si las personas consumen azúcares libres, que mantienen su ingesta por debajo del 10% de sus necesidades totales de energía, y la reducen a menos del 5% de los beneficios de salud adicionales. Esto es equivalente a menos de una sola porción (por lo menos 250 ml) de bebidas azucaradas comúnmente consumidos por día ", dice el doctor Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición de la OMS para la Salud y el Desarrollo.

También se señala que algunos grupos, como los que viven con ingresos bajos, los jóvenes y los que con frecuencia consumen alimentos y bebidas poco saludables, son más sensibles a los cambios en los precios de las bebidas y los alimentos y, por lo tanto, obtener los más altos beneficios para la salud.

 

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.