Servicios Sociales Por S. A. D. Miércoles, 16 Octubre 2019 12:00
INFORME DE UNICEF

Uno de cada tres niños menores de 5 años no se alimenta de forma adecuada en España

La desnutrición y el sobrepeso o la obesidad son dos de las consecuencias de que los más pequeños coman "muy poco de lo que necesitan y mucho de lo que no necesitan"

Vote este artículo
(0 votos)
Uno de cada tres niños menores de 5 años no se alimenta de forma adecuada en nuestro país Uno de cada tres niños menores de 5 años no se alimenta de forma adecuada en nuestro país Pixabay

En España, al menos uno de cada tres menores de 5 años no se alimenta de manera adecuada, lo que supone que está desnutrido o sufre sobrepeso u obesidad, según se recoge en un informe que acaba de publicar UNICEF bajo el título 'El Estado Mundial de la Infancia 2019: Niños, alimentos y nutrición'.

En el marco de esta publicación y del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra este miércoles, 16 de octubre, la Gasol Foundation, impulsada por los hermanos Gasol con el objetivo de luchar contra la obesidad infantil, ha colaborado con el Comité Español de UNICEF en la elaboración del informe Malnutrición, obesidad infantil y derechos de la infancia en España. En él se recogen cifras del Estudio PASOS 2019 de la Fundación Gasol, como las relativas a la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil en nuestro país, que hoy afecta a más de un tercio de los menores (34,9%).

Unicef obesidad informe"Millones de niños y niñas en el mundo están comiendo muy poco de lo que necesitan y mucho de lo que no necesitan. Una alimentación no adecuada implica riesgos para la salud de nuestros niños, niñas y adolescentes, y no solo para la salud física, puesto que la obesidad se relaciona también con un peor rendimiento escolar y aumenta las posibilidades de sufrir trastornos de autoestima", afirma Gustavo Suárez Pertierra, presidente del Comité Español de UNICEF.

Estas alarmantes cifras están relacionadas con un exceso de hábitos no saludables por parte de los más jóvenes. Así, en base al Estudio PASOS, se sabe que más de la mitad de los niños y adolescentes (54%) no cumple, entre semana, con las recomendaciones de la OMS sobre el uso de pantallas −televisión, ordenador, tablet, móvil o videojuegos−, que establecen el límite en las dos horas diarias. Además, este porcentaje asciende hasta casi el 80% cuando se trata del fin de semana.

Por otra parte, el análisis también desvela, en concordancia con estos cifras, que el 63,6% de los niños y adolescentes no alcanza los 60 minutos de actividad física moderada o vigorosa (aquella que acelera el ritmo cardiaco y la respiración) que recomienda la OMS los siete días días de la semana.

"Como Defensor Mundial para la Nutrición y el Fin de la Obesidad Infantil de UNICEF y presidente de la Gasol Foundation, me gustaría hacer un llamamiento a la sociedad para que los niños, niñas y adolescentes adquieran buenos hábitos de alimentación, realicen un mínimo de 60 minutos de actividad física al día, duerman el número suficiente de horas según su edad y puedan crecer en un entorno afectivo y seguro que les permita alcanzar su pleno desarrollo", reclama Pau Gasol, presidente de la Gasol Foundation.

Recomendaciones de la Fundación Gasol y de UNICEF

Para luchar contra esta situación y prevenir la obesidad infantil, el Comité Español de UNICEF y la Gasol Foundation hacen un llamamiento a las administraciones públicas, al sector privado, a los donantes, a los padres y madres y a las familias para que se pongan en marcha las siguientes recomendaciones y ayuden a los niños y las niñas a crecer de manera saludable:

1. Informar, sensibilizar y empoderar a las familias, niños y adolescentes para promover la demanda de alimentos nutritivos y sanos. La demanda de alimentos tiene que ver con la información, el comportamiento y las aspiraciones de los consumidores. Cuando las opciones más saludables son más asequibles, accesibles y deseables, madres, padres y cuidadores hacen mejores elecciones en la nutrición de sus hijos. A su vez, una mejor información y conocimiento por parte de los niños y adolescentes les permite ser agentes de cambio. No se trata sólo de educar en los beneficios de una dieta sana, sino también conectar con sus aspiraciones sociales y culturales.

alimentacion infantil 1 pixabay2. Orientar a los productores y proveedores de alimentos para que hagan lo mejor para los niños. No es suficiente promover la demanda de mejores alimentos por los hogares sin promover una oferta más saludable. Los estados juegan un papel fundamental en establecer la regulación y los incentivos adecuados para que se respeten y promuevan el interés de los niños en este ámbito. El sector privado alimentario tiene un papel muy relevante, desde pequeños agricultores y pequeñas y medianas empresas hasta corporaciones multinacionales de alimentos, para asegurar y promover una oferta y hábitos de alimentación más saludables. De acuerdo con esta línea, se pide la promoción de la reformulación de los productos con ingredientes más sanos, entre otros aspectos, reduciendo su contenido en azúcares añadidos, sal y grasas saturadas.

3. Construir entornos de alimentación sanos para todos los niños. El entorno personal, doméstico y social de los niños y sus padres es donde éstos interactúan con el sistema alimentario. Algunas de las acciones que se proponen son: establecer un etiquetado sencillo, visible y fácilmente legible en la parte frontal de los productos que informe adecuadamente de su calidad nutricional, así como en las cartas de los servicios de restauración; regular y limitar el márquetin y la publicidad de productos con exceso de azúcar y comidas poco saludables dirigidos a niños y adolescentes; mejorar los espacios y las actividades de juego y deporte, y su accesibilidad para todos los niños; o facilitar la lactancia materna y la provisión del tiempo y los espacios adecuados para ella, en el trabajo y en los lugares públicos.

4. Movilizar otros sistemas y servicios para mejorar los resultados en la nutrición de para todos los niños. Mientras el sistema alimentario es fundamental para la nutrición infantil, otros sistemas son claves en el acceso a una nutrición de calidad: el sistema de salud, de agua y saneamiento, el sistema educativo y de protección social, contribuyen decisivamente a una dieta sana. Así, por ejemplo, se propone la creación de entornos saludables y limitar las influencias obesogénicas en los centros educativos y ampliar el tiempo lectivo para la actividad física y el deporte.

5. Recoger, analizar y utilizar datos de calidad regularmente para guiar las acciones y evaluar los progresos. Las acciones basadas en evidencias requieren entender mejor el problema de la malnutrición.

*Accede aquí al informe Malnutrición, obesidad infantil y derechos de la infancia en España.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.