Servicios Sociales Por S. A. D. Martes, 13 Agosto 2019 18:26
polémica

La ministra de Sanidad confía en que la Fiscalía determine cómo trabajan las agencias de gestación subrogada

La asociación Son Nuestro Hijos lamenta "esta falsa alarma" del Gobierno con terminología que "desprecia a miles de familias"

Vote este artículo
(0 votos)
La ministra, en el centro, durante su visita de hoy en Asturias. La ministra, en el centro, durante su visita de hoy en Asturias. FADE_COMUNICA

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, se ha mostrado confiada en que la Fiscalía determine las condiciones en las que trabajan las agencias de gestación subrogada encargadas de poner en contacto a padres con madres de otros países que aceptan ser vientres de alquiler.

Así lo ha anunciado este martes durante su visita a la Fundación para la Investigación e Innovación Biosanitaria (Finba) en Oviedo, donde ha recordado que será la Fiscalía la que dilucide la actividad de estas agencias, ya que en España la gestación subrogada está prohibida por la Ley de Reproducción Humana Asistida y "bordea algunas cuestiones éticas" sobre las que el Parlamento Europeo "ha puesto el acento".

La investigación de estas agencias, ha añadido al ser preguntada por los periodistas, deberá tener en cuenta "todos estos enfoques", y especialmente "lo que significa para las mujeres y en qué condiciones se está produciendo en terceros países". En este sentido ha señalado la existencia de un informe del comité de bioética del Ministerio que recomienda que se regule esta situación a nivel internacional y se "ponga foco" en los convenios realizados para estas transacciones.n

Ministerio de Justicia

Ayer el Ministerio de Justicia solicitó a la Fiscalía General del Estado que iniciara una investigación sobre las actividades de las agencias de vientres de alquiler que operan en España.

El Gobierno recuerda que la gestación por vientres de alquiler es una práctica prohibida por la legislación española y que las agencias que ofrecen estos servicios en nuestro país se lucran mediante esta actividad ilegal que realizan en terceros países.

Otras circunstancias que tiene en cuenta el Ejecutivo son la posibilidad de que en esos terceros países se vulneren los derechos de las mujeres gestantes y que, en ocasiones, se hagan pasar por hijos a niños nacidos sin relación genética alguna con las parejas. Todo ello sin perjuicio de dar solución a las situaciones de hecho que se hayan creado atendiendo al interés superior del menor.

Hoy el Ministerio Público ha informado de que ha remitido la denuncia de Justicia en relación a la actividad de las agencias de vientres de alquiler a la Fiscalía de la Audiencia Nacional para que proceda a la investigación de los hechos.

Son Nuestros Hijos

Ante esta iniciativa del Gobierno, la asociación Son Nuestros Hijos, que agrupa a 500 familias que han tenido descendencia por esta vía, aseguran que la gestación subrogada o gestación por sustitución es reconocida, con esta  terminología, por la Sociedad Española de Fertilidad, la Organización Mundial de la Salud, el Tribunal Supremo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el Convenio de la Haya, y nuestro propio Ordenamiento Jurídico (Ley de las técnicas de reproducción humana asistida, aprobada precisamente por el mismo partido que hoy está al frente del Gobierno en funciones).

Además, lamenta que "desde un Ministerio se refieran con términos vulgares y denigrantes a esta técnica porque ofende a familias y al prestigio institucional del Estado (¿alguien se imagina  que el Ministerio de Sanidad se refiriera a los tratamientos de fecundación in vitro como  bebé probeta? No merecen nuestras instituciones ser utilizadas para la confrontación partidista".

Además, considera conveniente que antes de intentar crear una alarma indique qué pide que se investigue. La gestación subrogada no está prohibida en  España, el artículo 10 de la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción asistida establece  que “será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de  un tercero”, es decir, que no tendrá validez jurídica alguna. "No hay prohibición, sino nulidad, cuestión que a efectos jurídicos no genera controversia alguna. Tal es así, que el propio Ministerio mantiene la vigencia de la instrucción publicada en 2010 para la inscripción de menores. ¿Cómo va a permitir un mismo ordenamiento la inscripción de prácticas prohibidas?", se pregunta la asociación.

Países de nuestro entorno

Por todo ello, asegura que en lugar de intentar crear una falsa e inexistente alarma, el Gobierno debería seguir la línea de países de nuestro entorno, como Portugal, Reino Unido, Holanda o Grecia; así como Estados Unidos, Canadá o Australia; entre los más de veinte que ya han decidido regular la gestación por sustitución para garantizar que esta técnica de reproducción asistida sea garantista para todas las partes que intervienen.

Además, recuerdan que hasta el día de hoy, la única denuncia presentada en un Juzgado en España para que se investigue un caso de mala praxis llevado a cabo por una agencia de gestación subrogada ha sido interpuesta por esta Asociación.

Desde Son Nuestros Hijos "lamentan profundamente que se utilice el Ministerio de Justicia para crear alarma, vulgarizar la terminología clínica, menospreciar a miles de familias, y hacer una suerte de pre-campaña electoral con bombas de humo que no tienen más recorrido que seguir señalando a la gestación subrogada como fuente de un supuesto conflicto que, en la sociedad española, no existe".

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.